Archivo mensual: enero 2016

El cisne en blanco roto.

   Me llama el jefe a primera hora de la mañana y derramo el café en la blusa de Ana.  Está confeccionada en seda fina y luce un blanco roto, como mi corazón cuando me acaricia el hombro y termina … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La lluvia de la felicidad.

  Anoche dormimos a sorbos. Quizás en otra vida me has soñado entre oleadas de esperanza. Te debía una visita, merecías un respiro. Abrazaste mi espalda de una vez por todas, con los ojos cerrados y el corazón envuelto en … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

El sexto sentido sin Bruce.

    Bruce es un tío con suerte. Tiene cuatro cadáveres en el refrigerador y dos citas a ciegas en la agenda de la semana, separadas por un trío con dos gemelas rusas y la media maratón de su ciudad. El … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 7 comentarios

El mensaje encriptado.

    Desde hace días noto tus ojos clavados en mi espalda. Conocen cada uno de mis huesos y la fragilidad de mi cuello. Han contado mis lunares salpicados por los hombros, descubriendo que aquella mancha en la parte de los … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

El viaje a ninguna parte.

   Dentro del túnel pierdes la señal de la radio, el hilo de la conversación, el sentido de la orientación al buscar mi pierna en el asiento del copiloto… Cuidado, se acerca un peaje y allí sueles dar demasiada conversación … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La terquedad más inútil…

   Llevaba el ritmo de las cosas hasta las últimas consecuencias. No aceptaba un no por respuesta mientras un rayo de sol proyectara su sombra sobre las baldosas. Dirigía la profundidad del beso anulando el factor sorpresa y así evitaba … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Tsunami.

   Espero sentada en la arena a que la próxima ola te traiga. Me preguntan los pescadores si pueden ayudarme y al mirarlos fijamente descubro mi profunda vocación de zurcidora de redes. Crece mi pelo hasta la cintura, pero no … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

En la sala de espera.

   Cuando me tumban en el sillón para esperar a la ginecóloga, me dispongo a revisar los títulos que adornan las paredes. Son muchos y ella es tan joven… No sé qué hago aquí tan sola con la sala de … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La luciérnaga de oro.

    Aquella hermosa tarde de un perezoso otoño, una pareja asistía expectante a su propia desaparición. Tomados de la mano notaban que se les escurrían las razones y el pegamento sentimental se deshacía por los bordes. No todos los optimistas … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 6 comentarios

El paso de cebra y el pastel de zanahoria.

   Eres tan valiente como el pijo que abre la capota de su descapotable en un día de lluvia. Quizás exista un bonito truco de magia para no mojarse bajo la tempestad de críticas acerca de la altura del tupé. … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario